23.5.10

CABALGAS...


Te cimbreas como un junco encima de mí. Ya no eres pequeño, creces, eres gigante, te haces dueño de mi cuerpo mientras subes y bajas apoyando
tus manos en mis pechos, mordiéndote yo las orejas, gimiendo fuerte, haciendo que tus orgasmos se hagan pequeños hitos húmedos en nuestros sexos hasta que exploto lanzando un fuerte grito y entonces ante mi estremecimiento que te inunda subes sobre mí y me besas diciéndome bajito..”te amo”.

SI EMPIEZO
Si empiezo a rozarte por los pies y beso tus dedos y te lamo los tobillos, te estremeces...y subo como un deseo constante en busca de tus muslos...allí donde guardas con deleite esa piel tersa y a la vez tibia donde mis dedos son llamas y mi boca crea surcos de saliva hiriente...ahora después de un corto tiempo estás entregado y ya sabes que voy a ir hacía tu pene ya húmedo y caliente......






**Karicias**

3 comentarios:

Adolfo Payés dijo...

Siempre es una delicia leerte..

Un gusto volver a leerte.. después de tanto tiempo.. ya lo siento..

Un abrazo
Saludos fraternos

Que tengas una semana formidable..

RICARDO MIÑANA dijo...

Muy sensuales las imagenes que adornas con un precioso texto,
un placer leerte.
feliz semana.

FRANCISCO PARDÓ dijo...

Y nunca dejarás de hacerlo excelente! Tienes algo para ti en mi blog! Un beso infinito