4.8.10



Hoy flotaremos en el aire.
Como una pluma, una pompa de jabón o la espuma de las olas.
Hoy los vientos serán brisas, las tempestades calma y la vida dicha.
Sale el sol mientras la luna no se ha ido, sol y luna de la felicidad.
Hoy seremos felices.
*
Volverán a nacer como nunca antes nacieron tu esperanza, tus deseos, tus anhelos y hasta tu mismo cuerpo.
Retornarás a la niñez, a la adolescencia, a la juventud, a la madurez y pasarás de largo imaginando la senectud envuelta entre mis brazos.
Hoy una brisa calma de dicha maravillosa te hará flotar en el aire de las ganas de vivir, del deseo de querer y de la esperanza del amor.
*
Y yo, que solo estoy aquí pensándolo, imaginándolo y esperándolo, ya me elevo ligero y evanescente sabiendo que basta únicamente con tu liviana felicidad para convertirme a mí en una hoja que vuela arrastrada por tu brisa.
Porque tu felicidad es mi alegría.
*
Y la liviandad de esta felicidad que no pesa, que vuela y se recrea, es para nosotros, amor mío, el presente de los años que nos quedan por vivir, el recuerdo de los años que viviremos y el futuro de los años que sabrán que somos amantes.
Hoy los dos volveremos a nacer flotando por el aire gracias a esta liviana felicidad.
Hoy... pide un deseo, amor mío.




**Karicias**

2 comentarios:

juan molina dijo...

muy hermoso!!! si kiero flotar de felicidad....


bsitos

FRANCISCO PARDÓ dijo...

Se sienten tus letras acariciando el momento, el sentimiento profundo. Un beso grande