23.5.11

***


Mi boca en tu capullo
tu boca en mi flor
saboreando
bebiendo
comiendo.
Lenguas jugueteando
catando mágicos licores.

Y las savias brotan
inundando nuestros gustos
con ambrosias deliciosas,
saciando nuestros anhelos.

Al extinguirse el deseo
volvemos a ser nosotros
sólo carne,
sólo hueso.

ღKaricias

1 comentario:

Adolfo Payés dijo...

Excelente como siempre..
Magnifica manera de arroparse bajo un poema muy hermoso.

Un abrazo
Con mis
Saludos fraternos de siempre..