23.8.14

Desearas.

Llegará a ti, en una tarde florecida de abril, un suspiro, los recuerdos te llegarán como una llamarada, un velo cruzará por tu mirada, sentirás tu vida vacía y… tu deseo reprimido; Desearás cruzar tu aliento con el mío, cobijarte aquí, entre mis brazos, beber de las ánforas de mis senos, acariciar mis bruñidos muslos; Desearás la lluvia de mis besos sobre tu cuerpo, tu febril ansiedad me reclamará, tu piel mi contacto deseará, y te preguntarás: ¿Dónde estás ahora, amor? ¿En que otros brazos te hallarás? ¡Mi recuerdo te dolerá!