11.2.09

♥LA CARTA TARDIA



Si me atrevo hoy a escribirte, quisiera que mis palabras puedan llegar a reflejar todos y cada uno de los dulces restos intactos de mi alma.
Mejor sería dejar a mis ojos que te digan lo que siento, es que al fin de cuenta, el gesto de una mirada expresa mucho más que el dibujo exacto de una palabra.
Déjame demostrarte mi lado frágil, me siento culpable por haberte dejando esperando todas estas sencillas palabras sobre estas líneas de esta carta tardía.
ábreme tus brazos por un momento para que pueda esconderme de este temor que siento. Pero al fin sé que tarde o temprano todo pasa, pues nada es eterno, excepto este amor que ahora siento.
Sé que no puedo pedirte nada, pues por ahora es mucho más de lo que en verdad esperaba.
Déjame alabarte mientras me despido, déjame creer por un momento que eres aquella estrella fugaz que aparece en el cielo de la noche para otorgarme un deseo prometido.
Déjame creer que los milagros existen y concédeme este pequeño deseo, besarte toda una noche hasta quedarme sin aliento. ¿Es posible?
Si me dices que no, entonces seguiré pensando en ti. Si me dices que si, entonces moriré feliz. Puedes decirme lo que quieras, sea lo que sea yo seguiré por siempre aquí.
Ves! En cada una de estas palabras, amor mío... una razón para quererte o para olvidarte eternamente.

1 comentario:

Adolfo Payés dijo...

wow es hermoso lo que nos entregas ..

un placer exquisito sentir tus versos..

saludos fraternos