4.5.10

Un vacío entre las manos.


En la intimidad de mi alcoba
abrazada a mi almohada
y en el loco sabor de los recuerdos,
evoco los momentos
que juntos hemos compartido.
Hoy no estás aquí y no puedo evitar
derramar una lágrima.
suspiros contenidos estremecen mi alma.
.
El tiempo sigue su marcha
los días transcurren
sin saber de ti,
Anhelo con pasión
esos hermosos momentos
en los cuales
te deslizabas sediento
por mi lecho,
buscando en el silencio nocturno
satisfacer la sed de tu cuerpo.
.
Mis pezones emergían
complacidos y dispuestos
en respuesta a tu exigencia
y en cadencias de te quiero.
.
Anhelo con pasión
esos hermosos momentos
redescubrir tus misterios
guardados en mis pensamientos
que a pesar de ti y de todos
no los borrará ni el tiempo.
Tu ausencia alimenta mis tristezas
y a este lecho que ansioso te desea
buscándote en vano,
como busca el calor
la aurora congelada.
.
He decidido amor
guardar mis deseos
enterrarlos en lo más profundo
de mis sentimientos
solo me acompañarás
en mis pensamientos
y como compañía nocturna
solo atormentada
¡Por mis inquietos sueños!..






**Karicias**

2 comentarios:

Adolfo Payés dijo...

Hermoso es disfrutar de tus poemas..

Un abrazo
Con mis
Saludos fraternos de siempre...

FRANCISCO PARDÓ dijo...

Cuando se escribe las letras cuentan lo que el alma siente...
Hermosa composicion! Besos