12.10.10


Aquí tienes el aroma de mi cuerpo,
huélelo, disfrútalo
y no dejes de embriagarte con su esencia.
Piérdete
entre los lazos de su néctar,
saboréalo dulcemente,
Sin prisas,
.
siente como su poder
hace que te estremezcas
y no opongas resistencia.
Pues mi aroma te atrapa
y te hace prisionero para siempre.
Huéleme, disfrútame
y mi huella en tu cuerpo
permanecerá eterna..




ღKaricias

1 comentario:

Adolfo Payés dijo...

Hermosa pasión escrita..

Un abrazo
Saludos fraternos..